¿Qué es el derecho de autor en la propiedad intelectual?

Muchas veces hemos escuchado que se menciona la expresión “derecho de autor”, sin embargo no sabemos exactamente lo que significa. Por lo tanto, ¿qué es el derecho de autor en términos de la propiedad intelectual?

Lo cierto es que en términos jurídicos, el derecho de autor es una expresión que se usa para describir todos los derechos de los creadores. Es decir, los derechos que tiene un creador sobre sus propias obras artísticas y literarias.

¿En qué consiste el derecho de autor?

En base a la definición anterior, las obras que se protegen bajo el derecho de autor incluyen la música, los libros, además de las esculturas. También están protegidos las películas, las pinturas, el software informativo, e incluso los anuncios publicitarios.

Pero es importante destacar que la legislación no contiene una lista completa de todas las obras que se pueden amparar bajo los derechos de autor. Además, la protección de esta propiedad intelectual abarca únicamente las expresiones, más no las ideas, métodos de operación, procedimientos, o conceptos matemáticos.

Por otra parte, el derecho de autor puede amparar o no, elementos como logotipos, lemas, o títulos, en función de que la paternidad de dicha obra sea suficiente.

¿Cuáles son los derechos del autor de la obra?

En el derecho de autor se identifican dos tipos de derechos: los derechos patrimoniales, y los derechos morales. En el primer caso son todos los derechos que permiten al autor obtener una compensación financiera por el uso de su obra por parte de terceros.

Por lo que respecta a los derechos morales, son los que protegen los intereses no patrimoniales del autor. La mayoría de las veces, en la legislación sobre derechos de autor, se establece que el autor goza del derecho patrimonial para autorizar o evitar ciertos usos de su obra.

En este sentido, el titular de derechos patrimoniales de una obra tiene la facultad para autorizar o prohibir la reproducción de su obra de diferentes maneras. Esto incluye desde la publicación impresa, hasta la grabación sonora.

Además, también puede autorizar o prohibir la ejecución o interpretación pública, ya sea en forma de una obra dramática o en un musical. Por su parte, y en cuanto a los derechos morales, se encuentra el derecho a reivindicar la paternidad de la obra, así como el derecho a estar en contra de cualquier modificación de su obra que potencialmente pueda perjudicar su reputación.

¿Es necesario registrar el derecho de autor en la propiedad intelectual?

En gran parte de los países, y de acuerdo a lo establecido en el Convenio de Berna, no es necesario registrar el derecho de autor para brindar protección a las obras. Es decir, la protección del derecho de autor es algo que se adquiere de forma automática sin que haga falta llevar a cabo ningún tipo de trámite o registro en la propiedad intelectual.

A pesar de ello, la mayoría de los países cuentan con un sistema de registro de obras. Este tipo de registros facilitan las aclaraciones de las controversias que se relacionan con la titularidad de la obra. También respecto a las ventas, transacciones financieras, incluso las transferencias de derechos.

También es importante aclarar que la OMPI no dispone de un sistema de registro del derecho de autor. Tampoco cuenta con una base de datos de derechos de autor.

¿La protección por derecho de autor tiene un límite?

En realidad los derechos patrimoniales tienen una determinada duración que es diferente de una legislación a otra. En países que forman parte del Convenio de Berna, la duración mínima es de 50 años, contando a partir de la muerte del creador. En otras legislaciones, la protección por derecho de autor se extiende más tiempo.